lunes, 17 de octubre de 2011


Amados alumnos que Dios les bendiga, hoy lunes continuamos nuestra clase de Bibliología-Inspiración 


Citamos nueva mente al Dr. Warfield: 
     "Lo que es Διοχετεύεται από τον Θεό es "soplado por Dios" producido por el soplo creador del Todopoderoso. Y la Escritura es llamada  Διοχετεύεται από τον Θεό para designarla como lo que es "soplado por Dios", producto de la inspiración divina, la creación de ese Espíritu que está en todas las esferas de la actividad Divina, el ejecutivo de la Deidad... Esta palabra no describe a Dios soplando en (dentro de) las Escrituras, sino que se le ha dado el concepto ordinario tanto por los Padres de la Iglesia como por los Dogmáticos. Lo que esa palabra afirma es que la Escrituras deben su origen a una actividad del Espíritu Santo y son, en el sentido más elevado y verdadero, Su creación. Es sobre esta base del fundamento divino que todos los elevados atributos de la Escritura están asentados" (Revelatión and Inspiratión, p. 280). 

      El resultado de tanta discusión parece ser tanto explícito como inequívoco. Las Escrituras en su totalidad son efectivas ya que son de Dios, sopladas por Dios, dadas por Dios, y determinadas por Dios.
      El segundo pasaje de gran importancia, 2Pedro 1:21 - "Santos hombres de Dios hablaron siendo inspirados (llevados) por el Espíritu Santo"-enfoque el problema de la inspiración desde otro angulo. Como  Διοχετεύεται από τον Θεό ha indicado que la Biblia se originó con, y es por lo tanto la Palabra de, Dios, Μόλυβδος (fero, llevar o cargar) indica el hecho de que el Espíritu de tal manera obró en los santos hombres de Dios para garantizar a través de ellos un testimonio inerrante de la mente de Dios. Los dos pasajes son suplementarios y juntos forman la entera revelación, es decir, que (a) la Palabra vino de Dios como Su propio "soplo" y (b) que bajo el soplo inspiro de Dios la Palabra fue fielmente transcrita por hombres santos escogidos para ese elevado servicio. 
     El contexto de este segundo pasaje es igualmente importante. Pedro ha declarado que el gran tema de la profecía-"el poder y la que hará lo que yo quiero, y será prosperada en aquello para lo que la envié" (Is. 55:11). De igual manera la inspiración puede registrar la mentira de Satanás, pero no vindica ni santifica dicha mentira. Esta garantiza el testimonio exacto de lo que fue dicho-bueno o malo. Muchas acciones indigna están registradas, pero no son aprobadas por Dios.




Continuamos mañana que Dios les bendiga... 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada